“A BRAVE LITTLE TREE NAMED ALEX” es un cuento infantil que he escrito con el fin de que los más pequeños aprendan lo importante que es pedir ayuda cuando lo necesiten, cuando están tristes, confusos o preocupados. En este caso, acude a su madre pero en realidad no importa a quien, sino el que tengan a alguien en quien confiar. Cuanto más les recordemos esto a los niños y estemos ahí para escucharles, más posibilidades tenemos de que lo hagan cuando lleguen a la adolescencia. ¡Creo que la “prevención” está en manos de todos”. Nunca es pronto para decirles a los hijos, alumnos, sobrinos… que pueden contar con nosotros.

¡Si te animas, mándame un email y te digo dónde encontrarlo!