CHIFLÚ  – Comunicación Familiar

“Hablamos Español, Inglés y Francés”

 

Me llamo Noelia, aunque todo el mundo me llama Noni. CHIFLÚ nació de mi inquietud personal como madre y en estos años ha ido creciendo y transformándose en un gran abanico de proyectos relacionados con la comunicación familiar y otros entornos. Al principio estaba dirigido a niños pero el mensaje empezó a llegar más lejos, jóvenes, adultos y tercera edad.

En realidad todo empezó el día que me dijeron que mi hijo tendería a ocultarme cosas por miedo a decepcionarme, enfadarme o entristecerme. Sí, es algo natural y nos pasa a todos, aunque no por ello, debía restarle importancia y permanecer inactiva. Y entonces comprendí que era yo, como madre, la que debía predicar con el ejemplo y enseñar a mi hijo lo mismo que me enseñaron mis padres a mi:

– Que debemos encontrar una persona de confianza y acudir a ella cuando sentimos que se nos cae el mundo encima.

– Que todos nos equivocamos. Que no hay que juzgar sino buscar juntos una solución.

– Que llorar no tiene nada de malo sino que permite liberar el dolor.

– Que reír es una de las formas más asombrosas y eficaces de sacar lo bueno de cada uno.

– Que la comunicación, saber escuchar y la empatía son la puerta de entrada al mundo.

Enseñarle que debemos intentar estar preparados para afrontar situaciones inesperadas que nos lleven a una comunicación confusa y menos espontanea de la esperada y aprender a gestionarlo, en cada uno de nuestros diferentes entornos. Enseñarle el valor de crear vínculos, que a pesar de ser vulnerables e imperfectos, sean lo suficientemente fuertes para saber comunicar y resolver los conflictos que surgen en el día a día. La base de una buena comunicación dentro del núcleo familiar nos ayuda a prevenir y gestionar mejor las  emociones dentro y  fuera de nuestro hogar.

Y ahí empezaron mis ganas de compartir estos importantes mensajes con el resto del mundo….

Cuando existe una buena comunicación, la vida nos resulta más fácil.